"Huesos De Dinosaurios"

|
El gruñido del motor encendido de mi Dogue Dart Swinger, oxidado y estacionado en frente de su casa, expresa su impaciencia de oír a Maria responder. Conduje hasta acá dispuesto a marcharme y llevarla conmigo, cargado sólo con mi vieja campera azul, mi confidente y fiel cuaderno con muchas hojas en blanco y un par de cassettes de nuestras bandas predilectas.

Deseosa y temerosa no deja de mirar al interior de su hogar, su familia a carcajadas con el “prime time” televisivo no perciben mi presencia. Manifesté mi discurso con seguridad, con elegancia y madures, y entre esas palabras Maria encontró su valor, su sueño y algo de lo que dije logró hacerla reflexionar.

Sin pronunciar palabra alguna entro corriendo a su casa, subió las escaleras que dan a su cuarto y tomó su bandolera, un par de billetes y su abrigo blanco y tejido. Con prisa desciende los escalones, su vestido flamea con una bandera de libertad, yo salto a través del capó y tomo el volante, desde adentro abro la puerta del acompañante, pero su padre advirtió la situación y se levantó bruscamente de la mesa tirando su vaso de vino tinto y los platos de sus hermanos. Maria ingresó a mi auto respirando ligero.

-Vamos –dijo- acelera antes de que entre en razón.
-¿Estás segura? – le pregunte sin deshacer mi sonrisa ni mi expresión de sorpresa.
- No, pero creo que confió en vos…

Sin apagar las miradas mutuas incrusto la cuarta en mi caja de cambio, piso el acelerador como los profesionales de las carreras, y esta es la nuestra, de ella y mía. Sin dejarnos intimidar por el destino renunciamos a este tiznado suburbio, manchado de cobardes suicidas y de barullos que arrojan los fascistas en gestación.

Sin armas de fuego mataremos a la desdicha heredada por nuestro suelo, predicando nuestra fe sobre cuatro ruedas y por la tormenta asfaltada hacia el horizonte.

Su padre grita su nombre desde la polvorienta nube que dibujó nuestra urgencia por huir, lo observamos por el espejo retrovisor que encuadraba nuestra emancipación, nuestra sana locura de pensarnos una nueva avenida para nuestra propia historia, que comenzamos a escribir dictada por el susurro del viento que entremezclaba con nostalgia las escorias de amores pasados y el saxofón blusero que suena en la radio.

El hastío de nuestras antiguas calles ya no nos llenarán de repugnancias, una suntuosa redención nos espera en otra ciudad, quemando huesos de dinosaurios alejaremos nuestra abyecta adolescencia.

12 comentarios:

Cecy dijo...

Esto solo lo logra el amor adolescente en creciente.
Ya se decia: "Juventud divino tesoro".

Me gusto.
Besos.

Fabiana dijo...

¿Quién no soñó alguna vez alejarse de "todos los males"?
Hermosa época llena de sueños.
Durante la adolescencia suponemos tener todas las respuestas.

Recién cuando nos convertimos en adultos, entendemos que los ideales son imposibles.

Me encantó.
Besos y buen fin de semana.

Florencia dijo...

Lindo faviooo :D

Gamar dijo...

La llave de la desfachatez adolescente es esa esperanza de poder dejar atrás todos los problemas con sólo mirar hacia otro lado.
Muy bueno el relato. Saludos desde muy lejos.

YO, la peor de todas dijo...

Felicitaciones!!!!
Sos tan joven y escribìs tan bien que me conmueve.
Te puedo asegurar que no se ve todos los dìas.
No dejes de escribir

YO, la peor de todas dijo...

Gracias por las palabras que dejaste en mi blog, pena que no encuentre en el tuyo como seguirlo, me gustarìa leer periòdicamente lo que escribìs.

Vivi Crespo dijo...

garcias por tu paso por mmi blog
los ideales son verdaderamente imposible? como afirma fabiana yo aun creo que no.
un beso, te sigo

TORO SALVAJE dijo...

Que envidia.
Escapar. Eso querría.

Saludos.

Fabiana dijo...

Favio:
Paso hoy porque tengo un ratito. Te dejo un beso y te deseo para mañana un hermoso Día del Amigo.

Saludos.

Eugenia Cobain dijo...

Que bueno es saber que aun se pueden leer textos que salen del alma, de la realidad...escapando de la falsedad y la alienación que tanto nos acecha. Que bueno saber que algo tan bueno sale de una mente joven. Un beso y a seguir escribiendo!

accuacolor dijo...

Escapar... Alejarse de todo.
Me chocha tanto eso.
Sera que es lo que siempre intento hacer. Huir de mi.
Pero se que no es la solucion.
Me gusta mucho como redactas ese estilo de cosas. Escribis lindo :)
y eso es bueno. Demasiado bueno!!! jaja.
Un beso compañero.
lucia-_@hotmail.com

chily dijo...

que lindo poder escaparse asi, de la nada... mas de una vez se me cruzó por la mente... muy lindo lo que escribiste. besos!!! se te quiere muchio